Loading...
julio 2, 2020

Fuerzas de EEUU, Curazao e Inglaterra decomisaron 3 toneladas de cocaína frente a costas de Venezuel

En el operativo capturaron una embarcación y sus tripulantes y estuvieron a punto de interceptar un semi-sumergible que también transportaba droga. El decomiso desató violentos operativos de captura y allanamientos en Venezuela.

Una fuerza multinacional que forma parte del operativo antinarcóticos ordenado por Estados Unidos contra el cartel de Maduro-FARC, confiscó más de 3,000 kilos de cocaína que salieron de las costas venezolanas, en aguas cercanas a la isla de Curazao, confirmaron fuentes de la DEA.

Embarcaciones y personal de seguridad e inteligencia de Estados Unidos, Curazao e Inglaterra, interceptaron una embarcación provenientes de Venezuela con el cargamento de droga el pasado martes 14 de abril, confirmó a Primer Informe una fuente con conocimiento directo de la operación.

Las fuerzas aliadas detectaron también un submarino semi-sumergible de tamaño mediano que supuestamente también transportaba droga, y se lanzaron en su persecución, pero el sumergible logró escapar hacia aguas venezolanas, frente a las costas del estado Falcón, dijo la fuente.

En el operativo resultaron capturados varios de los tripulantes de la embarcación. La fuente confirmó que estaban bajo custodia pero no especificó si estaban suministrando información acerca del origen y el destino del cargamento.

La fuente también indicó que la investigación sobre el caso busca establecer si existen conexiones financieras o bancarias tanto en Curazao como en Estados Unidos, particularmente en Miami.

La confiscación del cuantioso cargamento de cocaína desató violentos operativos policiales en Venezuela entre viernes y sábado, particularmente en las localidades de Puerto Cabello, estado Carabobo, en la zona centro-norte de Venezuela, y Punto Fijo, en la península de Paraguaná, en el nor-occidente del país, donde presuntamente residen líderes del cartel responsable del envío.

La DEA no descarta que los operativos en Venezuela tengan el objetivo de tratar de ocultar los vínculos de los responsables con el régimen de Nicolás Maduro, y mostrar una supuesta disposición a combatir los carteles de la droga en territorio venezolano.

La agencia antidrogas usará las evidencias del alijo capturado, y el testimonio de la tripulación bajo custodia, para mostrar a países aliados de la región los vínculos del régimen de Nnicolás Maduro con el tráfico de cocaína, dijo la fuente.

El comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) informó el pasado 15 de abril la captura de tres personas vinculadas a las organizaciones de tráfico de drogas en Carabobo y Falcón, aparentemente relacionados con el cargamento decomisado.

Los venezolanos Raúl Roberto del Gallego, Orlando José Silva Moreno y Jesús Antonio Blanco Goitía fueron detenidos después de que la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) recibiera una denuncia anónima vinculándolos a actividades de narcotráfico.

«El denunciante manifestó que un grupo de ciudadanos provenientes de los estados Falcón y Carabobo, integran una organización que se dedican al tráfico ilícito de drogas en mencionados estados, teniendo en varias ocasiones reuniones en la ciudad de Caracas», indicó el parte oficial de la GNB.

La Fisaclía Tercera Nacional del Ministerio Público, con competencia en materia de drogas, abrió un procedimiento criminal contra los detenidos.

Luego de la detención, un ex alto funcionario policial de Carabobo denunció los vínculos de los detenidos con el actual gobernador del estado Carabobo, Rafael Lacava.

«Noche muy larga y silenciosa para el gobernador @rafaellacava10, amanecerá y veremos… Mas de uno anda borrado fotografía en las redes… Al narco Del Gallego ahora nadie lo conoce… ¿qué cosa no?», escribió el ex jefe policial de Carabobo, Salvatore Lucchese, en su cuenta de Twitter @sllucchese el mismo día de las detenciones.

Primer Informe intentó infructuosamente enviar mensajes al gobernador Lacava a través de sus cuentas en redes sociales, para solicitar su versión de los hechos.

Lucchese informó erróneamente que la cantidad de droga detenida en Curazao había sido de 16 toneladas, pero proporcionó una amplia lista de operadores y capos locales de la droga vinculadas al caso.

Simultáneamente a las detenciones en Carabobo, grupos comandos de la GNB se desplegaron en el estado Falcón, en búsqueda del resto de los implicados en la denuncia de la ONA.

La principal figura solicitada por la GNB es el empresario Emiliano Martínez, un próspero comerciante que presuntamente controla el tráfico de drogas en la Península de Paraguaná.

Versiones no confirmadas indicaron que varios grupos comandos integrados por agentes de las agencias policiales FAES, CONAS, GNB y una unidad de operaciones especiales de la Armada venezolana, tomaron la ciudad de Punto Fijo en busca de integrantes de los carteles implicados en el envío de las 3 toneladas confiscadas por Estados Unidos, Curazao e Inglaterra.

Las versiones indicaron que en Paraguaná estarían operando grupos de carteles mexicanos de Sinaloa y del Golfo. Tales versiones no pudieron ser confirmadas.

Desde la noche de este viernes 17 de abril, agentes policiales realizaron «allanamientos en viviendas de quienes presuntamente tienen relación con el narcotráfico en la península de Paraguaná».

«Extraoficialmente se conoció que hasta el momento hay once detenidos, entre los que presumiblemente se encuentran integrantes de la familia Smith, que figuran como empresarios de la localidad», indicó el diario en un anota publicada el sábado 18.

El diario también informó que existen órdenes de captura con empresarios locales que también están vinculados a actividades ilícitas relacionadas al lavado de dinero procedente de la droga.

Una fuente que reside en la zona de Punto Fijo, dijo a Primer Informe que los cuerpos policiales allanaron almacenes en el área de Carirubana, en el que encontraron vehículos blindados y grandes depósitos de combustible diesel o gasoil, usado para alimentar motores de embarcaci0nes.

Loading...